Zenpli brand logo

No permitas que el riesgo de identidad y cumplimiento regulatorio frene tu negocio. Utiliza las soluciones future-proof de Zenpli para crecer de manera segura y sin barreras.

Compártelo
Share it in facebook - IconShare it in LinkedIn - IconShare it in Twitter - Icon
Tabla de contenido
This is some text inside of a div block.
Inicio
Identidad digital
Identidad digital: qué es y cómo protegerla

Identidad digital: qué es y cómo protegerla

La identidad digital es toda la información que representa a un sujeto o entidad en el universo digital. ¡Descubre cómo protegerla!

En un mundo caracterizado por una acelerada transformación digital, la innovación y el constante cambio, se ha generado una interconexión entre el mundo real y el digital. De esto ha surgido la necesidad de tener una identidad digital, es decir, una representación en línea de cada persona.

La ciberseguridad cobra una gran importancia en este contexto, debido a que la información confidencial de personas o empresas puede verse comprometida. Quédate para conocer cuáles son los identificadores digitales y como proteger y gestionar adecuadamente la identidad 2.0

¿Qué es la identidad digital?

La identidad digital, también llamada identidad 2.0, es el cúmulo de información personal y relevante que representa a un individuo, organización o empresa en Internet. Está conformada por datos como: nombre, fotos, cuentas bancarias, dirección de domicilio o trabajo, dirección de correo electrónico, nombres de usuario, etc. 

Pero no solo comprende toda esa información que nos identifica en el medio online, sino que también abarca lo que se conoce como  huella digital: el rastro que dejamos al interactuar en Internet a través de opiniones, publicaciones, comentarios, likes, inicios de sesión, entre otros elementos. 

La parte pública y visible de este rastro conforma a su vez nuestra reputación digital, es decir, la percepción que se tiene sobre un individuo o entidad con base en lo que se muestra en la red. 

Es por esto que proteger la identidad digital y mantener una buena reputación en línea se ha vuelto de suma importancia en los últimos años, pues es un factor clave, por ejemplo, para la autenticación online y la búsqueda de empleo.

¿Por qué es un objetivo para los ciberdelincuentes?

La identidad digital se ha vuelto un objetivo para los ciberdelincuentes debido a que supone una vía expedita de acceso a múltiples puntos de vulnerabilidad que pueden usarse con objetivos malintencionados y fraudulentos en contra del usuario afectado. 

La identidad digital abarca el uso de redes sociales, la presencia en instituciones financieras, los registros fotográficos, y muchos componentes adicionales que delincuentes informáticos pueden emplear de manera engañosa y perjudicial.

Características de la identidad digital

La identidad digital abarca un compendio de datos personales que distinguen a un sujeto en el mundo digital, y se destaca por tener las siguientes características: 

Social

Esta identidad no se construye de manera aislada, sino en el marco de plataformas en línea donde las personas interactúan y comparten información.

Las redes sociales son un ejemplo destacado de este entorno social, ya que proporcionan espacios digitales para establecer y mantener conexiones con otros usuarios, compartir contenido, expresar opiniones y participar en conversaciones. 

En este contexto, la identidad digital no solo se crea a través de la propia proyección en línea, sino también a través de la interacción y la percepción social.

Dinámica

Esta es una de las características de la identidad digital más resaltantes, ya que involucra una capacidad de constante cambio y ajuste debido a la naturaleza del entorno digitalizado. 

Pues, las plataformas, tecnologías y normativas evolucionan rápidamente, por lo que la identidad digital debe ser dinámica, flexible y modificar sus aspectos según las demandas y transformaciones del mundo digital.

Subjetiva

La forma en que se percibe la identidad en línea varía según la interpretación individual de cada usuario. La proyección de la huella digital, que incluye las acciones, contenidos e interacciones en línea, se convierte en la base sobre la cual otros construyen sus impresiones. 

Dado que cada persona puede interpretar de manera diferente la información disponible en línea, la identidad digital se convierte en un concepto subjetivo, influenciado por las experiencias, valores y perspectivas únicas de cada individuo.

Compuesta

No solo está formada por la información que una persona o entidad elige compartir en línea, sino que también incorpora datos recopilados por terceros sin el conocimiento o consentimiento explícito del titular de la identidad. 

Este proceso se basa en la recopilación de datos automáticos o la adquisición de información de fuentes externas, contribuyendo así a una representación digital más completa y compleja.

Indirecta

Es de carácter indirecto, ya que no permite establecer un vínculo lineal con la persona u organización, sino con lo que se publica en los medios online.

Es decir, la audiencia obtiene percepciones no a través de interacciones directas, como conversaciones cara a cara, sino a partir de información, artículos, fotos y comentarios compartidos en línea.

En lugar de interactuar directamente con la persona o la organización, los demás obtienen información a través de lo que se presenta, comparte o comunica en medios digitales.

Real

La proyección de la identidad digital no se limita al espacio virtual, sus efectos pueden trascender positiva o negativamente en la vida real, más allá del ámbito digital. 

Un historial digital positivo, caracterizado por interacciones constructivas y contenido relevante, puede contribuir a una reputación sólida tanto en el entorno digital como fuera de él. 

Mientras que, comportamientos irresponsables en línea, como la participación en actividades ilegales o la difusión de información perjudicial, pueden tener consecuencias legales o sociales tangibles.

Como la perdida de oportunidades laborales, debido a que el 75% de los reclutadores revisan los perfiles sociales antes de contratar, es decir, una mala reputación online puede costar un empleo, el deterioro de las relaciones personales, entre otros. 

Contextual

En el entorno digital, cada plataforma, comunidad o medio en línea tiene sus propias normas, audiencias y expectativas, por lo que adoptar un enfoque único de nuestra identidad digital puede resultar insuficiente o incluso contraproducente.

Es por esto que resulta fundamental analizar la viabilidad de gestionar identidades separadas según el contexto digital en el que nos encontramos. Por ejemplo, el uso de LinkedIn para mostrar contenido y logros profesionales y el resto de redes sociales para compartir contenido más personal. 

Si no se realiza esta evaluación, existe el riesgo de compartir información en espacios en línea inadecuados, lo cual puede tener consecuencias perjudiciales para la reputación digital.

Por qué proteger tu identidad digital

Los usuarios de Internet se enfrentan constantemente a múltiples riesgos que pueden tener repercusiones en el mundo real, al hacer uso de diversas plataformas como redes sociales, servicios bancarios, y en general, cualquiera en la que estén involucrados los datos personales. 

Veamos algunas razones por las cuales es necesaria una correcta gestión de la identidad digital:

  • Prevenir el robo de identidad: evitar que otros accedan a tu información personal y puedan falsificar tus datos confidenciales. 

Esta práctica se ha incrementado con los años, en 2021 se reportaron más de 1.4 millones de casos de robo de identidad solo en Estados Unidos, según la Comisión Federal de Comercio (FTC). 

  • Evitar daños a la reputación: prevenir publicaciones o información negativa que pueda afectar la percepción que los demás tienen sobre un individuo u organización. 

Actualmente, cerca del 90% de las empresas consultan la reputación online antes de establecer relaciones comerciales, lo que resalta su importancia (Online Reputation Manager)

  • Mantener la privacidad: poder decidir qué información está disponible o no públicamente sobre una persona o empresa.

Las personas realmente preocupadas por su privacidad (alrededor del 79% de los usuarios) han reducido su actividad en redes sociales, al representar la principal fuente de exposición.  (Statista)

Debido a estos riesgos, la ciberseguridad se ha vuelto una prioridad para mantener resguardada la identidad digital. 

En tal sentido, han cobrado suma importancia los métodos de autenticación, como el uso de nombre de usuario y contraseña, o las técnicas de biometría, como el reconocimiento facial o el uso de huellas dactilares para verificar la identidad de los usuarios de Internet. 

identidad digital en la actualidad

9 consejos para proteger la identidad digital

Parte importante de la protección de la identidad digital consiste en una adecuada gestión de la misma. Manejar de forma responsable las redes sociales y otros perfiles en línea, sumado a una correcta configuración de seguridad, puede hacer una gran diferencia.

Por ello, a continuación, te dejamos algunos consejos para ayudarte a salvaguardar tu identidad digital: 

  • Usa contraseñas seguras y fuertes, preferiblemente una para cada cuenta. Considera un administrador de contraseñas.
  • Evita las redes wifi públicas y consultar direcciones web desprotegidas, ya que suelen ser inseguras. 
  • Limita la información personal que compartes en línea. Ajusta la configuración de privacidad.
  • Está atento a las estafas de phishing que buscan robar tu información a través de correos electrónicos falsos, mensajes de alerta, enlaces maliciosos, entre otros. 
  • Mantén tu software actualizado, tanto en el teléfono móvil como en el computador, para tener tus sistemas operativos al día en cuanto a protocolos de seguridad. 
  • Monitorea tu presencia en línea para ver qué aparece sobre ti al buscar tu nombre, para estar al tanto de la apreciación que se tiene sobre ti o tu empresa en línea.
  • Utiliza la autenticación de dos factores cuando esté disponible, para evitar ser víctima de una suplantación de identidad o de alguna situación fraudulenta
  • Administra tu reputación en línea y solicita eliminar información que pueda perjudicarla. 
  • Consulta con expertos. La guía de un profesional para proteger tus datos personales resulta fundamental. Zenpli pone a tu disposición un equipo de expertos en identificar patrones de fraudes, herramientas para resguardar información, y una forma segura de gestionar y verificar tu identidad online y la de tu empresa. 

Queda claro entonces que la ciberseguridad es una parte crucial de la vida moderna, y la protección de la identidad digital es esencial para mantener la privacidad, la seguridad y la buena reputación en línea. 

La falta de protección puede tener graves consecuencias, por lo que es indispensable tomar medidas para salvaguardar tu identidad en el mundo digital.

No pongas en riesgo tu identidad digital. Prueba gratis nuestra solución de protección de identidad digital, adaptada a tu empresa, la cual permite proteger tu identidad y asegurar tu reputación digital.

Protege a tu empresa del fraude de identidad con Zenpli

Prevenir el robo de identidad y los ataques de identidad sintética requiere de una visión amplia de los datos de los usuarios, especialmente en torno a su huella digital. Te ayudamos a obtener más contexto e información basada en nuestro conocimiento del panorama de la identidad digital.

Agenda una demo
A laptop being opened
trabajemos juntos
¿Qué estás esperando?

Lanza tus productos 3 veces más rápido, administra 1 solo proveedor, potencia tu identidad y defiende el riesgo con un 50% más de precisión.

Agenda una reunión